¿Te van a poner un implante dental? A continuación todo lo que debes saber

Un implante dental  puede ser la mejor solución ante la pérdida de piezas dentales o ante la necesidad de eliminar un diente dañado. 

Los dentistas lo prefieren a otras opciones, ya que es una solución más permanente y fácil de colocar. Sin embargo, esta solución es mucho más cara que otras. No obstante, los implantes dentales tienen tantos  beneficios que hacen que valga la pena la inversión.  Muchas personas optan por los implantes en lugar de las dentaduras postizas por razones tanto cosméticas como funcionales. Esto se debe principalmente a que prefieren la apariencia de los implantes y aprecian poder hacer su vida sin tener que preocuparse por insertar, quitar o limpiar sus dentaduras postizas.

A continuación vamos a ver algunas cosas que es necesario saber antes de colocarse implantes dentales  que pueden ayudar a tomar una decisión.

 ¿Qué son los implantes dentales?

 Los implantes dentales son reemplazos artificiales para las raíces de los dientes. Con el tiempo, el dispositivo se fusiona con la mandíbula, lo que permite al dentista colocar un poste de metal que actúa como «raíz» para un diente artificial o un puente de dientes artificiales. Al proporcionar una base sólida, los implantes se utilizan para los dientes de reemplazo fijos (permanentes) o y se fabrican para que coincidan con los naturales. 

Esencialmente, los implantes dentales reemplazan los dientes dañados o faltantes. A menudo son preferibles a otras alternativas, como las dentaduras postizas. Durante la cirugía en sí, las raíces de los dientes en cuestión se reemplazan con una especie de tornillos de metal, mientras que los dientes artificiales reemplazan a los propios dientes. Sin embargo, la naturaleza de la cirugía puede diferir de una persona a otra, dependiendo de la condición de su mandíbula y otros factores. De hecho, antes del procedimiento hay que hacer un estudio en profundidad.

 ¿Quién puede recibir implantes dentales?

Las personas suelen solicitar un implante dental lo hacen después de extraer un diente debido a una infección o caries. Si han fallado otros tratamientos, extraer el diente infectado y reemplazarlo con un implante dental puede ser más efectivo que tratar de salvarlo con procedimientos adicionales.

 En general, cualquier persona que esté lo suficientemente sana como para someterse a una extracción dental de rutina o una cirugía oral podría ser considerada para implantes dentales. Según el estado de su cavidad oral, encías y estructura ósea, el cirujano dental evaluará si el viable colocar implantes dentales. 

Concretamente, los pacientes deben tener encías sanas y una mandíbula completamente desarrollada y una estructura ósea adecuada. Esta es una necesidad, ya que su implante debe fusionarse con su mandíbula. Esto evitará que el implante se resbale o haga ruido.

Beneficios de los implantes dentales

Los principales beneficios de optar por los implantes dentales incluyen los siguientes: 

  • Preservan el contorno de la cara. Cuando pierde uno o más dientes, esto afecta directamente la estructura de la mandíbula y la hace cambiar. Para preservar el contorno del rostro se pueden usar implantes dentales.  
  • Son una solución permanente. Una vez colocados los implantes dentales se puede hacer vida normal. No se necesitan cambios posteriores de ningún tipo, salvo revisiones regulares. 
  • Cuidado sencillo. Al igual que necesitas cuidar tus dientes naturales, también tendrás que dar el mismo cuidado a los implantes dentales. Tendrás que usar hilo dental y cepillarte los dientes después de cada comida. Usar un cepillo de dientes interdental que pueda ayudarte  a alcanzar los puntos que de otra manera serían duros con un cepillo regular. 
  • Los implantes no limitan lo que puedes comer.  Las dentaduras postizas tradicionales pueden dificultar la ingestión de algunos alimentos, especialmente los que son duros o pegajosos. Los implantes se comportan como dientes naturales, lo que hace que comer sea cómodo y agradable.

¿Hay riesgos involucrados? 

Todos los procedimientos quirúrgicos contienen algún elemento de riesgo, pero el trabajo de odontología cosmética es muy seguro. Si ocurre algún problema, es probable que sea menor. Ocasionalmente, el lugar del implante puede infectarse, mientras que los dientes y los vasos sanguíneos circundantes pueden dañarse si el implante se mueve después del procedimiento. 

También pueden surgir  problemas en los senos nasales si los implantes de la mandíbula superior terminan sobresaliendo hacia la cavidad sinusal, pero el mayor riesgo potencial es el daño al nervio alveolar inferior. Sin embargo, es poco probable que esto suceda.

 ¿Qué sucede después de cada procedimiento?

 Como la cirugía de implantes dentales es bastante menor, el paciente podrá regresar a casa el mismo día. Hay algunas etapas diferentes de la cirugía, cada una con un tiempo de reparación intermedio. Primero, será necesario extraer el diente y luego colocar el material del implante dental y el pilar (el conector de metal). Entonces, es el momento de colocar la pieza. 

Entre la colocación del implante y el pilar, hay un proceso de curación mientras espera el crecimiento del hueso; esto puede llevar un tiempo. Entre cada paso, y después de todo, es importante cepillarse los dientes y usar hilo dental, y visitar al dentista con regularidad. 

Deja una respuesta