Cómo apoyar a una persona con depresión

La depresión altera la vida de la persona afectada, pero también la de quienes lo rodean. Vivir con personas con depresión a menudo significa sentirse impotente, preocupado por su salud, e incluso por su vida. Sin embargo, la familia y los amigos pueden desempeñar un papel importante para ayudar a la persona a recuperarse de su depresión.

Escuchar y comprender a una persona con depresión

A menudo nos sentimos impotentes cuando tratamos con una persona con depresión. Nos angustia verla sufrir sin poder actuar. Sin embargo, incluso si este ser querido necesita ayuda médica ante todo, podemos apoyarlo, primero para que acepte ser tratado, luego para apoyarlo durante este período de tratamiento mostrándole un apoyo moral, al mostrando escuchar y comprender, alentando al paciente a tomar su medicación con regularidad o controlando la progresión de la enfermedad.

Sobre todo, debemos estar atentos. Si cree que alguien cercano a usted está deprimido, hable con él. Sugiérele que vea a un médico, escuchando y entendiendo. Si se ha quedado sin argumentos, ¿por qué no hacer que lea estas páginas para convencerlo? Es posible que se sienta aliviado al reconocer los síntomas de su enfermedad y finalmente expresar con palabras su infelicidad.

Persona-Depresion
Imagen de Pixabay

Debe aceptarse a sí mismo que su ser querido está afectado por esta enfermedad. A veces es difícil, porque quienes los rodean a menudo se sienten culpables, sintiéndose en parte responsables de esta situación. Deja de lado estas preguntas. La prioridad es el bienestar del paciente.

Durante el tratamiento, es muy importante que los familiares del paciente le animen a tomar su medicación de forma regular, destacando el valor de los antidepresivos y la ausencia de dependencia a este tipo de producto.

A veces, la depresión es un viaje largo. La familia y los amigos son los acompañantes privilegiados del paciente depresivo para orientarlo hacia la recuperación.

Leer también: Comer bien: los principios fundamentales de una buena alimentación

Que no decir o hacer con una pesona con depresión

Una persona con depresión no pueden actuar sobre su enfermedad. Por tanto, es inútil apelar a su voluntad para salir adelante. “Venga, eso no es nada”, este tipo de frases son innecesarias y peligrosas. Con tal comportamiento, incluso podemos empeorar la situación, porque el paciente se sentirá incomprendido o se sentirá culpable, lo que aumentará su sufrimiento.

Además, no intente restarle importancia a su dolor diciendo algo como: “No, no te ves tan mal. Esto no es nada, pasará. Recuerda que las depresiones son enfermedades graves, no solo un capricho o una simple melancolía.

Es mejor evitar cambios significativos (por ejemplo, mudarse de casa) para el paciente durante su depresión. Las personas con depresión tienen grandes dificultades para tomar decisiones. Algunos incluso no pueden, y pedirles que tomen una decisión puede dejarlos en completo desorden.

Cuando la persona está en tratamiento, nunca debe aprobarse si confía en su deseo de suspender la medicación. Al contrario, debes hacer todo lo posible para disuadirlo.

No dudes en discutir abiertamente el riesgo de suicidio con alguien que esté deprimido. Hablar de ello es la mejor forma de evaluar el peligro. No trates de cuestionar estas ideas sobre la muerte, simplemente demuéstrale a la persona que las entiendes. A veces, el silencio es mejor que una letanía de consejos imposibles de seguir.

Deja una respuesta