La importancia de la nutrición del futbolista en su rendimiento

El fútbol es un deporte que requiere una dieta saludable para la mejora y mantenimiento de las capacidades físicas y mentales del jugador. Un futbolista profesional debe respetar la higiene alimentaria para cubrir sus necesidades energéticas necesarias para los entrenamientos, los partidos y para prevenir la fatiga crónica. La nutrición del futbolista debe poder asegurar sus actuaciones, mejorar su explosividad, su fuerza y ​​sus capacidades de recuperación. Incluso es un factor que se suele tener muy en cuenta por parte de los expertos en apuestas deportivas para realizar sus pronósticos como puedes leer en este enlace .

¿Cómo debe ser la nutrición del futbolista antes de cualquier ejercicio físico?

La ingesta alimentaria de un futbolista debe adaptarse a su gasto energético e hídrico. Por tanto, un programa de nutrición del futbolista debe ser equilibrado, variado, diversificado, adaptado a su edad y a la intensidad de la práctica del fútbol. En general, se recomienda comer tres horas antes de un entrenamiento o un partido. Se debe favorecer la ingesta de azúcares complejos o lentos varios días antes de jugar un encuentro. Sin embargo, es necesario evitar consumir una gran cantidad de lípidos y proteínas, que son perjudiciales para el tiempo de digestión.

Por lo tanto , la comida del futbolista antes de un partido debe ser digerible, enérgica y predominantemente en carbohidratos para llenarse de glucógeno. Los alimentos preferidos son las verduras crudas, fuentes de proteínas (carne, pescado, huevo), alimentos con almidón (pasta, arroz, muy recomendables a los futbolistas por su fácil digestión), fruta fresca, mantequilla fresca, miel, mermelada, tostadas. , un poco de sal para una buena reserva de cloro-soda. Sin embargo, las grasas cocidas deben evitarse a toda costa.

Nutricion-Futbolista

Dieta durante el entrenamiento o un partido

Por lo general, en el descanso hay que comer para compensar la energía gastada durante el partido. El futbolista debe favorecer la hidratación para compensar la pérdida de agua y evitar accidentes como esfuerzo, alargamiento, contractura. Durante el descanso hay que reparar el daño causado por el esfuerzo muscular del partido consumiendo un alimento con carbohidratos para mantener un nivel normal de azúcar en sangre y alcalinizar el organismo para prevenir la acidosis.

Es necesario estar bien hidratado con una bebida isotónica y evitar las bebidas tipo red bull. Se recomienda una barra de cereal, así como una fruta seca.

¿Nutrición al final del esfuerzo físico?

Un plan de comidas al final de un partido o entrenamiento incluye hidratación agregada a los carbohidratos. La hidratación es la base de la nutrición de un futbolista. La deshidratación es dañina porque reduce el rendimiento, disminuye la resistencia, causa fatiga severa y expone al futbolista a lesiones. Se le recomienda beber regularmente agua mineralizada rica en bicarbonatos y evitar las bebidas carbonatadas que puedan provocar trastornos digestivos. En promedio, debe beber 100-200 ml cada 20 minutos. También se recomiendan las bebidas azucaradas, porque tienen la ventaja de hidratar y ahorrar reservas de glucógeno.

El consumo de carbohidratos ayuda a recargar las reservas de glucógeno. Esta ingesta de carbohidratos debe realizarse inmediatamente después del final del esfuerzo para reponer fácilmente las reservas. Además, la nutrición del futbolista debe ser equilibrada e incluir no solo la ingesta de carbohidratos, proteínas, hierro, vitamina C y calcio.

Deja una respuesta