LA CONSTITUCIÓN DE SOCORRO DE 1810

Tras el ferviente y agresivo alzamiento revolucionario, que depuso y desterró a las autoridades realistas el 10 de julio de 1810, la legendaria provincia comunal proclamó su independencia de la corona española y, mediante un plebiscito celebrado el 15 de agosto del mismo año, promulgó la famosa Ley Constitucional del nuevo gobierno de la provincia del Socorro, considerada como estatuto fundamental inicial del constitucionalismo colombiano. El Concejo de la Provincia del Socorro… habiendo leído este acto en voz alta a la gente, y habiéndoles preguntado si querían regirse por los principios allí acordados, respondió que sí …… redactar el texto.

¿Cuáles fueron estos principios?

Ni más ni menos que las exhibidas y difundidas universalmente por la ilustración liberal francesa del siglo XVIII. El acta indica, por ejemplo, que esta revolución permitió a los habitantes del Socorro recuperar la plenitud de sus derechos naturales y esenciales para la libertad, la igualdad, la seguridad y la propiedad, y que además del habeas corpus, afirma que nadie se preocupará. en su persona o en su propiedad excepto por la ley, y esta, en declaraciones inexorables como estas Todos vivirán de los frutos de su laboriosidad y de su trabajo para cumplir la ley eterna…. . La tierra es la herencia del hombre que debe fecundar con el sudor de su frente…. . O: Las cuentas de tesorería se imprimirán todos los años para que la empresa pueda ver que los aportes se invierten para su beneficio. Y es estricto advertir que cualquier autoridad que se perpetúe está expuesta a ser puesta en tiranía….

Consciente de estas afirmaciones, la Ley Constitucional ordenó la abolición de los tributos y reservas indígenas y su incorporación real, efectiva e institucional a la sociedad. Simultáneamente, ordenó la extinción del tabaco tabaco o monopolio estatal, que había sido una poderosa causa de la Revolución de los Comuneros en 1781, ya que era la industria básica de la provincia. Sin embargo, si es cierto que esta Constitución carece de técnica y orden jurídico, debe reconocer en ella la división tripartita del poder público de la siguiente manera: legislativo en un consejo de representantes, ejecutivo en los alcaldes y el cabildo, y judicial en un tribunal que se utilizaría en caso de pena capital.

Finalmente, con respecto a la autoridad religiosa, adopta el dogma cristiano como luminoso y redentor, pero advierte contra el poder temporal diciendo que toda autoridad será establecida o reconocida por el pueblo y solo puede ser retirada por la ley. Son 14 artículos que condensan nuestro constitucionalismo, en la teoría y en la práctica.

Deja una respuesta