Dieta Retención de Líquidos

Nuestro organismo está compuesto principalmente de agua y muchos otros fluidos. Todos estos fluidos son regulados y con ello se mantiene la homeostasis general del cuerpo. Sin embargo, cuando alguna parte de nuestro cuerpo se hincha debido a que hay un exceso de líquidos, bien sea por sedentarismo, malos hábitos alimenticios, alteraciones hormonales, o como consecuencia de algunas enfermedades; es necesario cambiar de hábitos de vida y optar por incluir una dieta retención de líquidos para poder mejorar esta situación.

En este post te mostraremos un plan depurativo que te ayudará a sentirte más ligero y con una imagen más optimista sobre ti mismo.

¿A qué se debe la retención de líquidos?

La retención de líquidos ocurre cuando el organismo o alguna parte de él se hincha. Esto puede deberse a muchos factores, principalmente, está asociado con el hecho de permanecer en una posición por mucho tiempo, la falta de actividad física, trastornos hormonales, sobrepeso u obesidad, entre otros.

¿Cuál es la clave en una dieta retención de líquidos?

Sea cual fuera la causa de la retención de líquido, la alimentación es clave para mejorar, y en este plan, es importante seguir una dieta depurativa e incluir alimentos diuréticos e hidratantes que favorezcan la eliminación de los excesos de líquido y contribuyan con el mantenimiento del equilibrio homeostático general. Por ejemplo, si sufres hipotiroidismo, un trastorno de la glándula tiroides que se debe a la carencia de yodo, debes incluir en tu dieta alimentos ricos en yodo como pescados y mariscos, leche desnatada, espinacas, acelgas y algas marinas, ya que el organismo no produce suficiente yodo, y por ello, lo debes obtener a través de la alimentación. En general, es necesario:

Incluir líquidos que ayuden a limpiar el organismo

Mientras más líquido se ingiera, mayor será la proporción de líquido que el cuerpo deberá eliminar. Una dieta retención de líquidos debe incluir:

  • Zumos de frutas. Estos no solo ayudan a hidratar al organismo, sino que favorecen la micción, algo que, sin duda, ayuda enormemente a prevenir la retención de líquidos. Las opciones más recomendadas son la piña, el limón, las uvas, el melón, la naranja, las fresas, la toronja y la sandía. Estos zumos son una rica fuente de antioxidantes y vitaminas. Se recomiendan en la mañana junto con un desayuno completo.
  • Infusiones. Otra manera de combatir la acumulación de líquidos, además de aprovechar los efectos saciantes, relajantes y digestivos que muchas plantas generan, es optar por tomar tés naturales con efectos diuréticos como infusiones de té verde, cola de caballo, flor de Jamaica, centella asiática, flor de azahar, canela con jengibre, perejil, castaño de indias, entre otras.
  • Caldos. Tomar caldos son otra manera de evitar la retención de líquidos. Los caldos son muy recomendados para la comida o la cena.

Alimentos para depurar

Una dieta saludable debe incluir todos los grupos de alimentos de forma balanceada. Sin embargo, en una dieta depurativa los alimentos deben ser ricos en fibra y con gran contenido de agua. Entre estos:

  • Frutas y verduras. El berro, el pepino, el perejil, los espárragos, las endivias y la alcachofa son alimentos excelentes para depurar el cuerpo. En lo que se refiere a la ingesta de frutas, se sugiere tomar dos piezas diarias por lo menos. Se puede incluir papayas, las tradicionales frutas diuréticas como la piña, la sandía, el melón. También se recomiendan frutos del bosque, entre otros.
  • Cereales integrales. El pan, el arroz o la pasta integral son excelentes fuente de fibra, por lo tanto, incluirlos en una dieta retención de líquido no está contraindicado. La avena, aunque contiene menos hidratos de carbono, aporta más proteínas. Su poder saciante, propiedades diuréticas y depuradoras, permiten incluirla en la dieta, sobre todo, en caso de retención de líquidos.
  • Legumbres. Las legumbres son una extraordinaria fuente de fibra que poseen un ventajoso efecto diurético y facilitan el tránsito intestinal.
  • Pescado azul. Es un alimento rico en grasas poliinsaturadas, sobre todo de tipo Omega 3. Este pescado es una muy buena fuente de proteínas y su efecto saciante es indiscutible. Entre los pescados azules que se recomiendan en una dieta retención de líquido se tienen: la sardina, el salmón, el atún, la caballa, la palometa y el jurel.

3. El secreto de la cena

Muchas veces damos muchas vueltas sobre ¿Qué cenar? y optamos por tomar solo una fruta o, en el peor de los casos, decidimos no hacerlo. Tomar una fruta es un error que se suele cometer, ya que esto no nos hará ni adelgazar ni desintoxicar; al contrario, los azúcares que aporta la fruta van a tender a acumularse y a sumar kilos y no cenar, es más que la peor opción.

Hay muchas opciones sanas para cenar: puré de verduras o verduras cocidas, pescado, ensaladas, caldo vegetal… La recomendación es optar por platos saciantes pero ligeros, comidas que estimulen la depuración.

¿Por cuánto tiempo se debe seguir una dieta retención de líquidos?

Una dieta depurativa debe llevarse según sea el caso, lo más recomendable es seguir planes de dietas para adelgazar personalizadas, ya que, quizás el tiempo que sea efectivo para unos, puede no serlo para otros.

¿Cómo combinar los alimentos depurativos?: Un día de dieta.

Los alimentos depurativos se pueden incluir en todos tus platos, como opción de media mañana o a media tarde. Aquí te mostramos una forma de incluirlos:

  • Desayuna papaya y un yogurt. Una combinación que facilita el arrastre de toxinas y su eliminación, además, contribuye con la depuración general.
  • Comida. Verduras al horno, salmón con verduritas y yogur con 12 almendras. También puedes optar por una Ensalada de tomate a la albahaca acompañada de merluza con vinagreta y una rodaja de piña. Ambos platos completos, saludables y diuréticos. En esencia, ayudan a desinflamar, son hidratantes y desintoxicantes.
  • Cena. Crema de espárragos con una rica ensalada de lechuga con langostinos cocidos, tomate, aguacate y nueces. Al final, una infusión de flor de azahar. Sin duda, una cena saciante y depurativa.

En general, una dieta de retención de líquidos debe basarse en:

  • Beber mucha agua (como mínimo dos litros al día). Las infusiones y los caldos cuentan.
  • Reducir o evitar el consumo de sal. Optar por el uso de hierbas aromáticas como perejil u orégano.
  • Evitar la ingesta de alimentos enlatados, ahumados o embutidos.
  • Aumentar la ingesta de alimentos que sean ricos en agua y que tengan efectos depurativos.

También es una buena técnica agregar zumo o una rodaja de limón a un litro de agua y beberlo durante el día, esto aumentará la frecuencia miccional y favorecerá la eliminación de toxinas.

Deja una respuesta