Beneficios del agua hidrogenada

El agua hidrogenada es un agua que está naturalmente enriquecida con moléculas de hidrógeno (H2). Este elemento es conocido por su potente acción antioxidante, gracias a la cual neutraliza los efectos nocivos de los radicales libres y contrarresta la aparición del estrés oxidativo. 

Gracias a sus propiedades particulares, el agua hidrogenada puede contribuir al bienestar de todo el organismo, haciendo del simple gesto de beber un vaso de agua un hábito saludable para cuidar tu organismo.

¿Cuáles son los beneficios del agua hidrogenada?

Las moléculas de H 2 disueltas en agua hidrogenada actúan como poderosos antioxidantes, neutralizando selectivamente los radicales libres y participando en los mecanismos fisiológicos «protectores» del organismo. Veamos cuales son los principales beneficios del agua hidrogenada:

Efecto detox

Gracias a la estimulación de la diuresis, el agua hidrogenada apoya la función renal normal y favorece la eliminación de residuos metabólicos y toxinas acumuladas en el organismo. El agua hidrogenada también mejora el metabolismo al contribuir a la reducción del peso corporal y la circulación sanguínea normal, aumentando la fluidez de la sangre.

Efecto anti-envejecimiento

Mantiene la piel hidratada y perfecciona su aspecto, interviniendo en los signos del envejecimiento cutáneo desde el interior. Al mismo tiempo, el agua hidrogenada protege todas las células del cuerpo de los efectos nocivos del estrés oxidativo.

Promueve las funciones digestivas y la absorción de nutrientes

Ayuda a mantener el correcto equilibrio de la flora bacteriana fisiológica en el medio intestinal.

Mejora el rendimiento deportivo

Reduce la producción de ácido láctico en los músculos y reduce la fatiga después de las operaciones de entrenamiento y carrera.

¿Cómo beber agua hidrogenada?

Se puede beber durante todo el día, como el agua normal. Los efectos beneficiosos serán más evidentes si toma un vaso de agua hidrogenada por la mañana, con el estómago vacío. En general, la dosis diaria recomendada es de 1,5-2 litros, similar a la que suelen indicar los médicos y nutricionistas.

¿Cuáles son las diferencias con el agua normal?

En comparación con el agua convencional, el agua con hidrógeno tiene una serie de beneficios importantes atribuibles a su contenido de hidrógeno más alto de lo normal. El hidrógeno es uno de los antioxidantes más eficaces: las moléculas de H2 disueltas en agua de hidrógeno neutralizan selectivamente los radicales libres, que tienen al oxígeno como especie reactiva, la más dañina para el organismo.

Además, al ser de tamaño muy pequeño, el hidrógeno contenido en el agua enriquecida con este elemento puede difundirse en los tejidos y está disponible para partes del cuerpo que de otro modo serían inalcanzables por los líquidos convencionales.

¿Cómo se obtiene el agua hidrogenada?

El agua hidrogenada se obtiene mediante la electrólisis del agua, es decir, con la escisión de los dos constituyentes de la molécula: oxígeno e hidrógeno. Como resultado de esta reacción, las moléculas de hidrógeno (H2) permanecen disueltas y estables en el agua en forma de nanoburbujas, mientras que el oxígeno se dispersa una vez que llega a la superficie del agua.

Deja una respuesta