La estrecha relación entre la Alimentación y la belleza

Todos sabemos que la alimentación saludable juega un papel fundamental para sentirnos bien y mantener nuestra salud. Pero al mismo tiempo, la alimentación también está muy relacionada con la belleza. En este artículo, vamos a abordar la relación entre nutrición y belleza.

Cómo la alimentación afecta la belleza

Todo hemos oido el dicho de que somos lo que comemos. La alimentación es muy importante para mantener una vida saludable, por eso es muy importante mantener nuestra belleza en el tiempo. Una dieta saludable es necesaria porque de nada servirá si realizamos muchos tratamientos, si no comemos bien en el futuro. Generalmente, las personas tienden a usar cremas y lociones en lugar de nutrición interna, pero no hay duda de que para mantener una piel sana y hermosa, una buena dieta y beber agua son muy importantes.

¿Y si la clave de la belleza esta en la dieta? 

Es muy posible que tengas cremas y maquillaje, mascarilla y exfoliante en baño, nada reemplazará la comida saludable a diario. Condición esencial para una piel radiante, cabello magnificado, uñas sanas … la comida se refleja en y sobre nuestro cuerpo, y no solo en nuestras caderas …

Componentes de belleza de nuestra dieta

Nuestra belleza se trabaja desde adentro. Como prueba, los aminoácidos esenciales, las proteínas y el ácido fólico influyen en la salud de nuestro cabello, para encontrarlos llenamos nuestra dieta de huevos, pescado, carnes magras pero también frutos secos, verduras y naranja.

Alimentacion-Belleza
Imagen de Pixabay

Los alimentos que contienen riboflavina son los garantes de una piel brillante y saludable. Aquí nuevamente, las verduras verdes deben consumirse sin moderación, así como el hígado y la leche.

Una deficiencia de hierro es perjudicial tanto para nuestro funcionamiento interno como para nuestra belleza. Y como no queremos cabellos y uñas quebradizos, ni una tez pálida, optamos por una dieta rica en lentejas, legumbres de todo tipo o incluso carnes rojas sin exceso.

Para proteger nuestra piel, especialmente contra el cáncer, el licopeno es nuestro mejor amigo. ¡Una cura de albaricoque, melón, tomate y pomelo rosa es esencial!

Por último, una información que te agradará, el chocolate negro, consumido con moderación, filtra parte de los rayos UV y protege la piel de las agresiones externas.

Vitaminas para la belleza del cabello y las uñas

La queratina, que se encuentra en la piel, el cabello y las uñas, es un componente esencial de nuestra belleza. Para favorecer su desarrollo es necesaria una dieta rica en zinc y vitamina B. El consumo de germen de trigo y levaduras ayuda a asegurar esta producción. Y para un cabello brillante y uñas fuertes, abusamos de alimentos ricos en vitamina C, E y selenio como frutas rojas o exóticas, cacao… Luchan contra el envejecimiento celular para asegurar el fortalecimiento de uñas y cabello.

Una dieta anticelulítica

La piel de naranja y la celulitis a menudo se pueden erradicar simplemente cambiando la dieta. No más costosas cremas anticelulíticas, al drenar el cuerpo y promover la circulación sanguínea, los resultados son duraderos y rápidos. Para ello, adoptamos el puerro que elimina las toxinas y evita la retención de agua. ¿Quieres algo dulce? Los frutos rojos y la piña serán tus aliados anticelulíticos. Su poder antioxidante permite que la sangre circule mejor y que los tejidos de la piel respiren.

Betacaroteno para una piel luminosa

Imperfecciones, cutis grisáceos, piel enfermiza, ¡que no cunda el pánico, el betacaroteno viene al rescate! Presente en zanahorias, calabazas o albaricoques (alimentos anaranjados por tanto), actúa como un pigmento natural que influye en la piel, la protege de los rayos UV y favorece el bronceado. Olvídate de las cápsulas antes del verano, adopta el reflejo del jugo de zanahoria, ¡mucho más natural y sabroso!

Conclusión

No hay mejor manera de sentirse bien por fuera, que protegerse por dentro. Por ello hay que dejar de lado los alimentos ultra procesados ​​ricos en azúcar, basar la dieta ​​en alimentos reales y más saludables. Si de verdad queremos hacernos sentir guapas, las frutas, verduras, cereales, frijoles y frutos secos, son los mejores aliados. De manera más amplia, elegimos productos orgánicos y frescos lejos de los alimentos químicos que son dañinos para nuestro cuerpo y nuestra belleza.

Deja una respuesta