8 consejos para poner en práctica de forma sencilla

¿Cómo mejorar tu salud? ¿Cómo gozar de buena salud? ¿Cómo conservar su vitalidad? Estas son preguntas que surgen con frecuencia. La respuesta es simple y compleja. De cualquier manera, mejorar su salud y bienestar está al alcance de todos. ¡Siga nuestros consejos para mejorar su salud ahora!

1. Alimentación saludable

El impacto de la comida en nuestro cuerpo es colosal. Repítete que todo lo que comes y bebes pasa por tu cuerpo. Si no tiene cuidado con lo que ingiere, corre el riesgo de traer sustancias malas a su cuerpo, que tendrá que trabajar más duro para mantener una buena salud. Pero llega un momento en que el cuerpo ya no puede reaccionar favorablemente. En este caso, empiezas a tener problemas. Te enfermas, subes de peso, desarrollas debilidades de todo tipo: respiratorias, cardiovasculares, hipertensión, etc. La alimentación juega un papel clave en el bienestar y la salud. Al comer de manera adecuada y saludable, mantenemos nuestro cuerpo en buena forma. Aquí hay algunas ideas de recetas saludables.

¿Cómo comer bien? Es una pregunta compleja y simple al mismo tiempo. La naturaleza está llena de recursos y proporciona todo lo que necesitamos para una vida saludable. Empiece por eliminar todo lo que es industrial, todo lo que no es natural. Verás, ¡está ordenando! Limite la grasa, el azúcar y la sal porque nuestro cuerpo no las necesita en grandes cantidades. ¿Qué comer entonces? En pocas palabras, favorece todo lo que proviene de la tierra sin haber sido transformado ni adaptado: verduras, cereales, frutas… Varía los placeres consumiéndolos de diferentes formas y preferiblemente orgánicos sin pesticidas. Que beber Favorece al máximo el agua, es la única bebida necesaria para nuestra buena salud. Último consejo: evitar los regímenes de los que nos venden los méritos y que muchas veces son muy perjudiciales. El organismo no es un juguete. ¡Come bien todos los días y resuelve muchos problemas! Por cierto, ¿sabías que, en general, comemos demasiado? El cuerpo aprecia los momentos de ayuno durante los cuales puede descansar y recuperar fuerzas. Descubra cómo ayunar en casa.

2. Bebe agua

Suena tonto, pero beber suficiente agua es muy importante y tiene muchos beneficios.. Muchas personas no beben suficiente agua a diario. Al beber otros líquidos, pensamos que estamos lo suficientemente hidratados, pero no siempre es así: ¡el cuerpo tiene sed! De hecho, el agua es fundamental para llevar a cabo procesos vitales. Entre otras cosas, permite la producción de saliva, la lubricación de las articulaciones, la regulación de la temperatura corporal, la hidratación de la piel, el funcionamiento del cerebro, el transporte de alimentos, la eliminación de residuos… En otras palabras, ¡La falta de agua está poniendo un freno a las ruedas de nuestro cuerpo! Si le falta agua, no está funcionando de manera óptima.

¿Cuánta agua beber? En promedio, el cuerpo gasta más de 2 litros de agua al día. Sin embargo, dependiendo de la persona, el clima y el estilo de vida, las necesidades de cada persona son diferentes. Lo que debes saber es que algunos alimentos hidratan (frutas, verduras) y otros, por el contrario, deshidratan (alcohol). Para dar una estimación, sugerimos beber entre 1,5 y 2 litros de agua al día (excluyendo las actividades físicas que, por supuesto, requieren beber más agua). Si no come muchas frutas y verduras, debe beber al menos 2 litros por día. Dado que la sensación de sed ya es un signo de deshidratación, considere beber durante todo el día.

3. Actividades físicas

Para mejorar tu salud, es importante practicar deporte con regularidad.. ¿No crees en eso? Sepa que está equivocado. El deporte no solo es bueno para perder peso, ¡también es bueno para tu salud! Si no hace ejercicio, considere caminar lo suficiente.

Es muy malo estar inactivo durante demasiado tiempo. Los problemas asociados con un estilo de vida sedentario son numerosos y alarmantes. Por el contrario, el deporte te permite mantenerte en forma, a cualquier edad. Los músculos, el cerebro y el corazón deben trabajar para mantener su vitalidad. Con el ejercicio físico, el cuerpo humano se gasta, quema calorías, reduce los triglicéridos y el colesterol, libera endorfinas, estimula el cerebro, favorece la circulación sanguínea, fortalece los huesos … Es una forma eficaz de mantener la línea mientras favorece el bienestar. ¿Sabías que la esperanza de vida de una persona que se sienta durante muchas horas al día disminuye significativamente? Según un estudio estadounidense de más de 120.000 personas, las mujeres que se sientan más de 6 horas al día tienen un 37% de probabilidades de morir antes que las que se sientan menos de 3 horas al día. Para los hombres, este porcentaje se reduce al 18%.

4. Duerme bien

Otro verdadero pilar de la buena salud: ¡dormir! Descubra nuestro artículo sobre los beneficios del sueño. No lo dudes, dormir bien es fundamental para una buena salud. Dormir mejora enormemente su bienestar. Por qué ? Es muy simple. Todo el organismo descansa durante la noche: se regenera y se cura para poder atacar un nuevo día en las mejores condiciones. Encuentra el ritmo de sueño que más te convenga y evita dormir muy poco porque la fatiga se acumula y juega un papel importante en la salud física y psicológica. En promedio, un adulto necesita de 7 a 9 horas de sueño por noche. Así que evita dormir menos de 7 horas por noche.

Tienes problemas durmiendo? ¿Duermes mal? La calidad del sueño es muy importante, pero no siempre es fácil conciliar el sueño y disfrutar de una noche de descanso. Entonces, ¿cómo lo haces? Siga nuestros consejos:

  • Baje la luz para estimular la producción de melatonina, la hormona del sueño. También puede complementarse con melatonina para conciliar el sueño más fácilmente y recuperar un ritmo de sueño saludable;
  • Coma ligero por la noche para facilitar la digestión;
  • Evite los estimulantes después de las 5 p.m. (café, té);
  • Practicar actividad física durante el día (mínimo 30 min);
  • Duerma tranquilo (si no, póngase tapones para los oídos).

5. Relájate (antiestrés)

¡No olvides regalarte momentos de relajación! Evite situaciones demasiado estresantes. Evite el exceso de trabajo. Concéntrese en la relajación. De hecho, el estrés y la ansiedad pueden tener efectos dañinos y paralizantes en el organismo. El cuerpo no funciona tan bien y la salud sufre como resultado. Un estado de estrés puede provocar respiración deficiente, mala circulación sanguínea, mal funcionamiento del cerebro… y rápidamente conducir a la depresión. Por eso es importante relajarse, limitar las situaciones estresantes y ver la vida en el lado positivo. Es más fácil decirlo que hacerlo, ¿no? Ciertamente, ¡pero es tan esencial para mejorar tu bienestar!

A pesar de sus mejores esfuerzos, ¿necesita una mano amiga para manejar su estrés? En este caso recomendamos soluciones naturales antiestrés. Las plantas adaptógenas son extraordinarias en este caso. Se adaptan a las necesidades del cuerpo para repararlo y calmarlo en profundidad, sin prisas. Le sugerimos que pruebe Rhodiola, St. John’s Wort y Ashwagandha. Estas 3 plantas medicinales son muy efectivas.

6. Mantenga una actitud positiva

Para mejorar su salud de manera efectiva, ¡mantener una actitud positiva es una ventaja real! Ver el vaso medio lleno es bueno para la salud. Siempre hay altibajos para todos, pero ver lo negativo no ayuda a mantenerse saludable. El cerebro debe avanzar, tener metas, desafíos, placeres. Y luego, ¿es bueno ser negativo? Para nada. ¡Mantén una actitud positiva para disfrutar de todos los momentos de la vida y promover tu bienestar!

7. Ver el mundo

Las interacciones sociales son muy importantes, mejoran la salud física y psicológica. Ver el mundo significa abrirse a otras perspectivas, usar tu cerebro y tu cuerpo para hablar, moverte, tomar un poco de aire fresco, reír, jugar, amar … También es una excelente manera de no hundirte en la depresión y no sentirse solo.

8. Deja de fumar

Es más fácil decirlo que hacerlo, ¿no? No se le enseña nada, el tabaco es extremadamente dañino para el cuerpo. Fumar aumenta las posibilidades de declarar una enfermedad grave. Fumar equivale a ensuciar el cuerpo. Este último debe redoblar sus esfuerzos para eliminar, lo mejor que pueda, la toxicidad que aportan los cigarrillos. La esperanza de vida disminuye drásticamente, el cuerpo se intoxica y se agota.

¿Quiere dejar de fumar pero no puede? Pruebe la autohipnosis, un método que ha demostrado su eficacia en muchas personas.

🖋️ Artículo creado el , luego actualizado en .
Revisado periódicamente por nuestro equipo de especialistas.

Deja una respuesta